El castillo ambulante (El castillo ambulante, #1) - Diana Wynne Jones 4.5Reseña de Fantasía MágicaAdoré este libro desde la primer página. Hasta hace muy poco ni sabía que existía, solamente había visto la hermosa película del estudio Ghibli, pero obviamente al encontrarme con la novela no pude dejar de leerla.Tenemos a Sophie, nuestra dulce (hasta que se enoja) protagonista, que tiene la mala suerte de que el día que está de mal humor y atiende mal a una cliente, esa persona resulta ser una bruja con muy poca paciencia. Gracias a eso ahora la -por muy pocas páginas- joven Sophie se encuentra convertida en una anciana con unos cuantos achaques y una visión mucho más anciana calma de las cosas.El cambio de Sophie no sólo se da en su cuerpo, sino que su mente se transforma en la de una viejita muy simpática y muy tranquila, cuyo primer objetivo en su nuevo cuerpo es conseguir un bastón para poder caminar mejor.El segundo objetivo es volver a ser joven, ¿y quién mejor para ayudarla que el mago que se dice que ronda el pueblo? el malvado, insensible y endemoniado Howl, que vive en un castillo que camina.Después de casi desarmar a un espantapájaros por error y temer que pasaría la noche expuesta a que se la coma un animal, Sophie llega se encuentra con el castillo ambulante. Luego de varios infructuosos intentos por entrar, finalmente logra meterse en el interior y se instala a descansar frente a un fuego muy acogedor... y muy hablador.El fuego es en realidad un pequeño demonio (de fuego) llamado Calcifer, que si vieron la película ya saben que se roba la historia. Calcifer está atrapado en el castillo de Howl por culpa de un contrato del que no puede hablar, y le propone a Sophie ayudarse mutuamente a solucionar los respectivos problemas. Y la historia sigue con más personajes. Tenemos a Michael, el aprendiz, ayudante y algunas veces casi esclavo, de Howl; a Howl, que no es precisamente amigo de la higiene; a las dos hermanas de Sophie, a la madrastra de Sophie, a una bruja que quiere acabar con Howl, a un rey, a un espantapájaros y muchos otros extraños, divertidos y mágicos seres.El castillo, además de caminar, tiene una puerta cuyo picaporte se gira y de acuerdo a la posición permite salir a lugares diferentes. Hubo muchos momentos en que me lo imaginé con un cierto aspecto steampunk.Los capítulos son cortos y tienen títulos muy divertidos. El libro en general es muy divertido. Es muy tierno y fantasioso, y sinceramente me encantó. El estilo de Diana Wynne Jones es simple, claro y divertido. ¿Dije divertido ya? ¿Y mágico? es muy mágico.Lo adoré, de verdad, lo adoré.Y quisiera saber la letra de la canción que canta Calcifer sobre una sartén.