El atlas de las nubes - David Mitchell Reseña de Fantasía MágicaEl atlas de las nubes realmente es una novela de primera. Desde la primer página ya me atrapó y no lo pude soltar.Nos encontramos no frente a una historia, sino a seis. Pero no es de esos libros en que cada capítulo corresponde a un personaje o situación y lentamente se van entrelazando, son seis historias completamente diferentes, en seis épocas distintas del mundo, con argumentos muy diferenciados y protagonistas a veces completamente opuestos en su forma de ser.Ah, y además cada historia es de un género diferente.No hay una trama principal, son todas principales. Salvo la historia número seis, a las demás las veremos dos veces para retomar el momento donde se quedó. Hasta el orden es interesante: la primera vez las vemos en orden cronológico, pero la segunda el orden se invierte y empezamos a retroceder hacia el pasado, así que en realidad el libro empieza y termina con el mismo protagonista.Y hablando del final: el texto de las últimas dos o tres páginas me gustó tanto que me lo guardé.Lo fantástico de la manera de escribir de David Mitchell (además de que puede escribir cualquier cosa) es que cada una de estas historias realmente parece un libro aparte. Cambia de estilo de narrador en cada una, los diálogos son diferentes de acuerdo a la forma de hablar de cada época, y hasta el modo utilizado para contar lo que ocurre es distinto. Sin embargo las historias no son aisladas, hay siempre una relación muy sutil con la anterior que aparece en el momento menos pensado y que siempre me tomó por sorpresa y me gustó por lo bien enlazado.Además en todas las historias hay un humor sutil que disfruté mucho y una crítica hacia la sociedad, la guerra, el consumismo y la incivilización de la civilización. Pero esto no es constante, son comentarios aislados, y además varía mucho el punto de vista sobre el mismo tema dependiendo de quién hable y de qué época se trate. Es genial, simplemente genial, y muy creativo.Hay mucho para decir, pero creo que lo mejor es comentar un poco sobre cada una de las historias:El diario del Pacífico de Adam EwingEstamos en el siglo XIX en una isla de Oceanía. El protagonista es quien escribe el diario, un abogado norteamericano que fue enviado al lejano continente por un trabajo especial. Nos cuenta en su diario (que es lo que leemos), con un lenguaje muy correcto pero entretenido, sus aventuras y desventuras, su lucha contra el aburrimiento, la amistad que traba con un médico, su apreciación de los grupos "civilizados" que colonizan a los indígenas y su mirada de hombre educado en contraste con las costumbres de los marineros. Muy bueno.Cartas desde ZedelghemEs la historia de Robert Frobisher narrada a través de las cartas que le envía a su amigo Rufus Sixmith, ambientado en la década del treinta, a pocos años de distancia del comienzo de la Segunda Guerra Mundial.Robert es un joven músico y compositor bisexual que luego de ser desheredado por su familia, se dispone a buscar al compositor Vyvyan Aris a quien admira, y de quien espera volverse algo así como un pupilo/asistente (Aris quedó ciego). La personalidad de Robert es muy voluble, y sus cartas tienen un tono muy divertido. Fue la segunda historia que más me gustó.Vidas a medias: El primer misterio de Luisa ReyLuisa Rey es una intrépida y decidida periodista de la década del sesenta que se dispone a desencubrir una conspiración relacionada con la energía nuclear que podría poner en peligro a una parte muy grande de la población.Ahora está narrado en tercera persona como si fuera una novela negra, y dividido en pequeños capítulos numerados. Tiene misterio, suspenso, crímen, teorías conspirativas, y un ritmo mucho más ágil que las otras dos narraciones. En pocas páginas sucede de todo.El tremendo calvario de Timothy CavendishÉpoca actual. Timothy Cavendish es un editor literario que se encuentra en la fiesta donde el autor de su más reciente publicación arroja por el balcón de un rascacielos a un periodista que le hizo una crítica negativa. El libro se vuelve un bestseller instantáneo y los hermanos del ahora preso autor le reclaman a Timothy los derechos sobre la obra y lo amenazan con toda clase de sufrimientos.Timothy entonces escapa desesperado en busca de ayuda y gracias al humor retorcido de su hermano (y un cierto deseo de venganza, se ve que Timothy no es muy querido) termina en... no, saben qué? no les voy a decir dónde termina. Pero sí les voy a decir que es una historia muy graciosa y bizarra.La antífona de Sonmi-451A mi juicio la mejor historia de todas. No queda claro exactamente en qué año está ambientada, pero se sabe que es el futuro, y no es uno bueno. Señoras y señores, esto es distopía.La protagonista es Somni-451, un clon creado únicamente para atender a los humanos en un local de comida rápida. Están genéticamente programados para tener un rendimiento especial y su vida consiste en 12 años de trabajo con jornadas interminables, para luego viajar a un paraíso especial creado para los clones.El dólar y la tecnología lo dominan todo. Los dioses han desaparecido, los seres humanos (llamados pura-sangre) tienen implantada un alma en el pulgar de la mano, y con eso pagan todo lo que consumen. Las corporaciones rigen. Las cirugías plásticas están a la orden del día, y el mundo está regido por el consumismo. Las marcas están en todos lados (se proyecta constante publicidad en la luna), los clones veneran a los logos como si fueran dioses y ciertas palabras fueron eliminadas para ser reemplazadas por marcas. La descripción de este mundo es impresionante, y lo gracioso es que ellos hablan del lejano siglo XX como una "siniestra distopía".Sabemos desde el principio que Somni se reveló contra el sistema y ahora está esperando su ejecución. Conocemos la historia porque está siendo entrevistada antes de morir.El cruce de Sloosha y toda la vainaLa única historia que no se repite, la que se vuelve la pieza central para volver a comenzar con lo que dejamos inconcluso antes.Es un mundo post-apocalíptico en que las civilizaciones han desaparecido y se ha vuelto al sistema de tribus. No hay electricidad, no hay tecnología. Algunos pobladores son más "evolucionados" que otros, y aquí es donde conocemos a Zachry, el pastor de cabras que vive en lo que antes era Hawaii. Está escrita de una forma rarísima, nunca vi tanto texto redactado asi. Generalmente los "incultos" son secundarios y solo dialogos sueltos, pero acá es toda una comunidad que habla de este modo, y quien cuenta la historia usa ese lenguaje.Hay palabras semi inventadas que al principio confunden (culicanguis, aguachinados, estrompitoso, truquivaches, fantabulosos), pero una vez que nos habituamos a la nueva manera de redactar se vuelve fácil de leer una vez más.La vida tranquila y breve de Zachry se ve interrumpida cuando deben recibir en su casa a una extranjera de la que él desconfía, pero que le irá haciendo cambiar la forma de ver las cosas a pesar de no comprender la mitad de lo que le habla.No es lectura liviana pero tampoco es pesada. Yo lo recomiendo, es uno de los mejores libros que he leído en estos últimos años, definitivamente.