Reincarnation - Suzanne Weyn 2.75Reseña de Fantasía MágicaEmpecé a leer este libro con mucha expectativa ya que la idea de dos almas que se reencuentran en diferentes vidas me pareció hermosa. No pude evitar sin embargo una cierta incertidumbre acerca de cómo iba a hacer la autora para narrar tantos siglos de historia (como esperaba que hubiese) en tan pocas páginas.La respuesta llegó sola: a medida que se avanza en el tiempo y en las reencarnaciones, las historias se hacen cada vez más breves y predecibles. Y por breves me refiero a que algunas vidas son narradas en poco menos que una página o dos.Comienza en la era prehistórica, donde dos jóvenes cavernícolas pertenecientes a diferentes etapas de la evolución humana (ella pertenece a una raza más inteligente que él) se conocen a raiz de una esmeralda que atrae la atención de ambos, lo que despertará las primeras chispas de algo similar al amor.Como el libro se llama Reenarnación, es obvio que los personajes van a morir inevitablemente, y así ocurre en las diferentes pequeñas historias que suelen terminar de forma trágica y violenta.Entre las vidas pasan por La Rueda del Renacer, una especie de limbo cálido en que las almas esperan a su nueva reencarnación, donde la autora intentó darle un cierto tinte filosófico (o existencialista?) al libro.Hay un pequeño triángulo amoroso en muchas de las vidas, ya que son varias las almas que se reencuentran de diferente modo, aunque son sólo dos las protagonistas.Algo que sí me gustó es que una de esas almas secundarias comienza a evolucionar con el correr de las vidas, y se vuelve lentamente una mejor persona. También hay pequeños detalles sutiles que me parecieron muy buenos, como el que ciertas cosas que causaron dolor o muerte en una vida anterior (como morir quemada por ser acusada de bruja) cause traumas en las vidas siguientes (terror al fuego).Bastante rápidamente sin embargo comienza a resultar repetitivo, ya que las historias individuales no son demasiado elaboradas y a los personajes siempre se los identifica por exactamente las mismas cuatro o cinco cosas, llegando a un punto en el que es tan predecible que cansa.Me hubiese gustado más desarrollo en la historia (o en el contexto histórico, que es bastante pobre) y profundidad en los personajes, porque, insisto, la idea del argumento era hermosa.El último capítulo, donde está el tan esperado desenlace de la historia de amor, me produjo la sensación de que la autora lo hizo apurada porque o bien se quedó sin tiempo, o bien se cansó y se no molestó en lo más mínimo en desarrollar. Quizás la intención fue dar un final feliz abierto, pero para mi no fue suficiente, fue apresurado y tosco.Igual es un libro entretenido, pero para mi gusto, no supo aprovechar un argumento con mucho potencial y al final se quedó corto.