Unos asesinatos muy reales (Aurora Teagarden, #1) - Charlaine Harris, Omar El-Kashef Calabor 3.5Reseña de Fantasía MágicaHace varios años que quería leer algún libro de estos, me gusta como escribe Charlaine Harris.Como se vio otras veces, nuevamente tenemos a una protagonista mujer que nos narra en primera persona, pero a diferencia de las sagas de Sookie Stackhouse o de Harper Connelly, en las historias de Aurora Teagarden no hay nada paranormal. Pero si muertes crueles y sangre, eso no falta jamás.Aurora 'Roe' Teagarden, además de tener un nombre horrible, es una bibliotecaria de pueblo soltera y con una vida completamente común. Lo único que le pone emoción a su vida (no es que ella se queje, le gusta tener una vida tranquila) son sus curiosas reuniones con el club de Real Murders, donde se dedican a debatir e investigar en libros sobre asesinatos de siglos pasados. Cada uno de los miembros es experto en algún asesinato en particular, y cada mes tienen como tema hablar de un crimen diferente.Mientras esperan a que lleguen todos los miembros del club, a Roe le extraña la ausencia de Mamie Wright, la encargada de preparar el café -que ya está hecho- y cuyo auto aún estaba en el estacionamiento. Si bien no es una de sus personas preferidas, comienza a buscarla hasta que finalmente la encuentra en la cocina, brutalmente asesinada y abandonada en una posición muy particular. La escena del crimen fue preparada para imitar uno de los asesinatos tratados en Real Murders, lo que significa que a partir de ahora, todos los (bastante excéntricos) miembros del club son sospechosos.Pero éste no es un libro sobre la resolución de un asesinato. Es la historia de lo que ocurre en la vida de Roe mientras se solucionan los asesinatos, que es muy diferente. Tiene un poco de humor, y por momentos incluso roza peligrosamente el límite con el chick-lit, pero en seguida vuelve a su cauce y sigue llenando de problemas a la protagonista, que es lo que queremos ver, ¿o no?.Si bien me entretuvo, al principio me costó un poco meterme en la historia. El personaje de Aurora no tiene nada demasiado especial que la vuelva una gran protagonista, pero con el correr de la trama (y nuevos crímenes que seguirán al primero) el libro se vuelve más y más entretenido.Hay muchos personajes, todos peculiares, y Charlaine Harris demuestra una vez más cómo le gusta mortificar a sus personajes poniéndoles nombres espantosos.Me pasé todo el libro creyendo que sabía quién era la persona culpable, pero subestimé a la querida Charlaine porque no vi venir el desenlace ni por casualidad. Así que como hago cada vez que un final me sorprende (o sea prácticamente nunca) le subí medio punto por inesperado.Definitivamente, voy a leer algún librito más de la saga de Aurora Teagarden.