Maravilloso Desastre  - Jamie McGuire, Julia Alquézar Reseña de Fantasía MágicaEste parece ser uno de esos casos en que hay muchas opiniones encontradas sobre la calidad de esta novela. He visto puntajes altísimos y otros muy bajos. Enamoradas de Travis y otras que lo desprecian.A mi personalmente no me gustó. No me convence.Empecemos con los protagonistas. Tenemos a Abby, una chica con un pasado complicado (y misterioso) que va junto a su mejor amiga America a ver una pelea clandestina en un sótano de la universidad. Abby está vestida con un sweater -lo menciono porque se hace bastante hincapié en ésto- y no pasa demasiado tiempo hasta que termina chorreada de sangre ajena. La herida pertenece al perdedor de la pelea que fue derrotado en un abrir y cerrar de ojos por el protagonista masculino: Travis 'Perro Loco' Maddox, un chico cubierto de tatuajes, delgado, con una muy marcada musculatura y... como decirlo con delicadeza?... un pase libre a los pantalones de casi todas las chicas de la universidad.Por supuesto, Abby se convertirá muy pronto en la figurita difícil.Travis es el clásico rompecorazones que no llama a las chicas a la mañana siguiente, las trata como objetos y las desecha al día siguiente. Nunca entabla ningún tipo de relación con ninguna, y en general el trato que les dispensa es bastante desagradable.Y ahora empieza lo que no termina de convencerme: como Abby lo rechaza, automáticamente se vuelven mejores amigos. Magia!El tiempo en el que se vuelven amigos se abrevia en un par de comentarios y no vemos como se forma, ni llega a resultar creíble, sin embargo durante unas cuantas páginas hablan de su amistad como si fuera un lazo irrompible que lleva años de construcción, cuando solamente se conocen desde hace dos o tres semanas.De todos modos Travis aparentemente se obsesionó enamoró de ella a primera vista. Abby no acusa recibo de las muy obvias declaraciones constantes y lo trata como amigo, a pesar de que por perder una apuesta se pasa un mes durmiendo en la misma cama que él. Se sabe desde el comienzo que ellos van a estar juntos, y ésto ocurre muy rápidamente. El libro no es sobre cómo ellos llegan a enamorarse, sino sobre su relación altamente disfucional.Travis es violento, tiene un caracter realmente malo, es celoso y controlador. Si otro chico se le acerca a Abby para hablarle, él automáticamente lo tendrá en el suelo quebrándole la cara a golpes. Por momentos incluso me daba la impresión de que llegado un punto esa violencia se iba a descargar contra ella. En resumen, me da la sensación de que tiene algún cablecito medio mal soldado.Abby por otro lado tiene un pasado oscuro que no se sabe bien cual es, pero intenta dar imagen de buena chica, y eso parece que se logra usando sweaters de cachemira. Mientras tanto es histérica y alienta a Travis en su violencia porque "no quiere cambiarlo", a pesar de que hay mucho de su personalidad que no le gusta.Durante una buena parte del libro la historia en general es bastante plana. En principio me hace pensar en la sub-trama romántica de un libro con un argumento principal más elaborado... sólo que eso no está y nos quedamos con un romance extraño al que parecería que le falta la historia principal.Empieza todo rápido, las escenas son breves y la química o tensión entre ellos es de pobre a forzada. Hay ciertas cosas que se resumen en una frase, y que hubieran dado mejor efecto si se contaban con más detalle. Con el correr de las páginas ésto mejora, los diálogos se hacen más extensos y las escenas se elaboran más. Además se agregan problemas y el libro gana en entretenimiento.Hay algunas cosas que son muy extrañas, como cierto momento (demasiado extenso) en que toda la cafetería se pone a cantar 'Satisfaction' junto con Travis.Y todo sigue con muchas idas y venidas, celos, escenas muy cariñosas en público, muestras de histeria, contradicciones constantes, más histeria y más celos.Travis no la quiere de un modo sano, no parece un amor puro sino algo más nacido de la obsesión.Algo tiene, sin embargo, que hace que uno lo quiera seguir leyendo aunque no gusten los protagonistas o sus reacciones indignen.Es un libro con altibajos. Algunas partes son interesantes por momentos, y luego algún diálogo extraño o un ataque de celos desmedidos lo arruina. Es un gran ejemplo de una relación muy poco sana, pero en lugar de marcarla como tal, la presenta casi como un ideal al que aspirar. Desastre, si. Maravilloso... no tanto.