Diez cosas que me gustan de ti  - Julia Quinn 3.5Reseña de Fantasía MágicaDespués de haberme quedado encantada con Secretos en Londres, esta novela no parece tener tanto brillo en comparación. Sólo en comparación. Es bonita y entetenida como todas las historias de Julia Quinn, pero hay varias de la misma autora que la superan.Annabel es una protagonista muy linda, por no haberse criado en Londres tiene una frescura y una falta de afectación que hace que se destaque por encima de las demás debutantes (aunque no siempre de forma positiva, ante los ojos de la estricta alta sociedad). Es generosa y pone el bienestar de su familia por encima de su propia felicidad, y es por eso que accede se resigna a casarse con Lord Newbury, hombre desagradable por donde se lo mire.Ah, y puede correr más rapido que un pavo.Y a Sebastian Grey ya lo conocíamos de haberlo visto en Secretos en Londres, sigue siendo divertido y carismático, y por supuesto, un empedernido libertino. Claro que ahora lo conocemos mucho más en profundidad y nos enteramos algo de él que... bueno, explica muchas cosas. Sin embargo gran parte de esa máscara de despreocupación -que ya se había insinuado antes- es por un férreo autodominio y fuerza de voluntad, es un personaje interesante.La primer mitad del libro es tranquila, entretiene pero nada más. En la segunda mitad el libro definitivamente repunta y por momentos arranca carcajadas (como nos tiene acostumbradas Julia Quinn).Hay ciertas perlitas que se aprecian mucho, como las conversaciones de Sebastian con Olivia o la cena junto a Lady Millicent (sorda como una puerta)... o las apariciones de la nada convencional abuela de Annabel, que divierte muchísimo con sus comentarios escandalosos y su muy propia interpretación de la moral.Hay mucha ternura, hay muchas enumeraciones, hay muchos momentos de tensión (que por momentos me hacían preguntarme cómo se irían a resolver) y hay, por supuesto, un muy bonito final feliz.