Cinder (Crónicas Lunares, #1) - Marissa Meyer, Laura Martín de Dios Reseña de Fantasía MágicaCinder es un retelling. ¿Qué es eso? Es una reinterpretación de otra historia, y en este caso esa historia es la de Cenicienta (Cinderella).Y la autora realmente se puso creativa con esta versión.Estamos en Nueva Pekín, un híbrido entre China y Japón donde la tecnología acompaña pero no molesta.En busca de la paz los países se integraron en continentes después de la Cuarta Guerra Mundial. El planeta está gobernado por unas pocas personas (aparentemente criteriosas) y el enemigo pasivo-agresivo ahora es la Luna, que fue colonizada y está gobernada por una reina déspota y cruel.En la Tierra se vive bien (es decir que esta no es una historia distópica, repito, no es distópica) salvando por el detallecito de que hay una plaga incontrolable que está aniquilando a la humanidad a una velocidad alarmante.Y entonces llegamos a la protagonista, la fuerte, sufrida y querible Lihn Cinder.Cinder es mecánica, así que en vez de manchas de ceniza, tiene manchas de grasa. Trabaja en un puestito en el mercado de la ciudad, y con esas ganancias mantiene a su cruel madrastra y sus dos hermanastras. Fue adoptada cuando era niña por su padrastro, quien hace años falleció y la dejó sola con una mujer que la desprecia, su hija mayor Pearl y la menor, Peony, la única que siente verdadero cariño por Cinder.También está el pequeño detallecito de que Cinder es una ciborg. Eso significa que partes de su cuerpo fueron reemplazadas por otras mecánicas y computarizadas (me hizo pensar mucho en Battle Angel Alita). Y el problema es que en esta sociedad a los ciborgs se los trata como seres inferiores, por eso Cinder se esfuerza mucho por ocultar su condición.Y se esfuerza especialmente el día que el príncipe Kai llega a su puesto trayéndole una androide de su propiedad para que repare. Y justo es el día en que Cinder no tiene puesto su pie biónico y está haciendo equilibrio en una sola pierna.A los pocos minutos se desata el caos. Un brote de la peste ha sido detectado en el mercado, y todos deben ser llevados a cuarentena para evitar el contagio.Cinder sin embargo logra escaparse hacia su casa, donde sus hermanastras se preparan para el baile anual que se dará en el castillo... baile al que por supuesto, Cinder no podrá ir a menos que termine de reparar todas las cosas electrónicas dañadas de la casa.Pero si creen que van a leer un cuento de hadas camuflado, se equivocaron. Por lo pronto también tenemos como protagonista a Kai, quien debe enfrentarse a sus responsabilidades como futuro líder de su pueblo, lidiando entre otras con la reina Levana, la cruel y hermosa soberana de la Luna que busca una alianza de matrimonio con la tierra. O más específicamente, con él. Y si a eso le sumamos que su padre está agonizando por causa de la peste y los científicos no parecen poder encontrar la cura... digamos que tiene las manos llenas.Por otro lado, Cinder comienza sus planes para escaparse de su casa y dejar su vida detrás... intentando no pensar en Kai porque al fin y al cabo, si supiera que ella es un ciborg la despreciaría.Pero nada saldrá de acuerdo a los planes. Cinder pronto se enfrentará a un destino impensado, y a partir de ese momento no hará otra cosa sino tener más y más complicaciones.Además Kai busca a la desaparecida princesa Selene, de la Luna que se dice que está en la Tierra pero nadie sabe realmente dónde (¿Sailor Moon?). Levana la intentó asesinar en un incendio y muestras del ADN de Selene aparecieron entre las cenizas. Hay quienes la consideran muerta, hay quienes creen que vive.Y yo digo... ¡¡Oh qué gran misterio, quién será!!Esta es una historia muy entetenida y atrapante. Los personajes están muy bien hechos, son interesantes y muy queribles. Los buenos son buenos y los malos son verdaderamente malos. No es que vamos a leer la historia de La Cenicienta con toques mecánicos, lo que nos encontramos es una historia compleja a la que se la condimentó con detallecitos esporádicos del cuento de hadas.El resultado general es muy bueno.Está dividida en partes y capítulos breves. Cada parte está encabezada por un pequeño fragmento del cuento original de La Cenicienta, que nos orienta un poquito sobre qué va a ocurrir, pero siempre con una vuelta de rosca que lo convierte en una historia completamente diferente.La parte romántica es sutil y simpática. Acompaña a penas, pero no molesta ni es el centro del argumento. En este libro no encontrarán protagonistas angustiados por amor, sino por problemas realmente complicados que deben resolver.Para ser sincera, pensé que me iba a encontrar una novelita mas bien tonta, pero lo cierto es que ahora estoy deseando leer la continuación.Por fin un libro juvenil donde la protagonista es fuerte y decidida. Espero que se vuelva "moda" y empiecen a hacer historias juveniles con mas sustancia. Y argumento. Y personalidad. En otras palabras, que sólo sea juvenil por ser considerado "apto para todo público".