La princesa prometida - William Goldman Reseña de Fantasía MágicaNunca me gustaron los prólogos y este libro no tiene uno sino tres. Extensos.Sólo los dos primeros (que en principio pensé inocentemente que eran los únicos) ocupan unas 60 páginas.Dos veces los empecé y salté a la novela en sí, pero al final frené y retomé desde el principio, después de ver tantos comentarios maravillados repartidos en internet.No se quién escribió esos elogios, pero claramente no tenemos el mismo gusto.El prólogo es una ficción en si misma. El autor inventó una historia sobre la creación de la novela, donde La Princesa Prometida es en realidad un libro histórico escrito por un tal Morgenstern y que su padre le leyó durante una neumonía.Años más tarde descubriría que su padre sólo le había leído las "partes buenas" y que el libro -que cuando el interminable prólogo finalice- vamos a poder leer, es un compendio de esas "partes buenas" hecha por él, (William Goldman) porque la historia original es pesada y muy extensa.Luego el prólogo se convierte en una supuesta historia sobre cómo el autor (el verdadero) tiene una vida espantosa, con un hijo obeso y una esposa fría, y su lucha para publicar La Princesa Prometida.Y esto ocurre durante páginas, y páginas, y páginas, y páginas.Mi problema con este prólogo (además de que se me hizo interminable) es que aún hoy no se si hay algo de cierto, y todo el tiempo no supe si iba a llegar a algo o si simplemente lo hizo por hacerlo, como para gastarle una broma al lector o simplemente confundirlo.Pero basta de prólogos, vamos a la novela.Cuando finalmente logré llegar a ella me encontré con que el maldito prólogo me predispuso mal, porque lo que antes había leído (cuando había salteado toda esa parte) como principio de la historia y me había divertido, ahora ya no me gustaba tanto.La historia en sí trata de Buttercup, una campesina hermosa y con una personalidad horrenda, que un día se enamora del chico de los establos, se comprometen y para poder mantenerla él se va a buscar fortuna a América pero su barco es atacado por unos piratas que nunca dejan sobrevivientes.Buttercup, ahora aún más hermosa por la tristeza de haber perdido a su amado, cautiva al príncipe de Florin y se promete en matrimonio con él. Pero un día es secuestrada por unos bandidos, y aquí comienza la aventura.Los personajes son todos curiosos y atípicos, lo mismo que los diálogos, pero así como algunas veces resultan muy graciosos (tiene bastante humor, eso se lo reconozco), otras parece que se está esforzando demasiado por serlo y no lo logra. Tiene algunos comentarios muy acertados y otros que... meh.También tiene unos cuantos errores históricos espantosos, y no los pone en tono de broma.Ocurre algo muy extraño que ya vi que le pasó a bastante gente: se termina sintiendo más simpatía y hasta ternura por los bandidos que por la princesa Buttercup. Ella en sí es bastante odiosa y completamente inútil, además de que no resalta por la brillantez de su inteligencia.Los otros personajes están bien. Los bandidos son muy queribles y conoceremos sus historias individuales que son muy interesantes. Se nota una cierta parodia hacia los libros de Emilio Salgari y sus bandidos tan galantes, cosa que me encantó.Hará su aparición un hombre enmascarado -muy similar a el Zorro- que perseguirá a los bandidos para rescatar a Buttercup (¡Oh la incertidumbre! ¿Quién será?) y luego también veremos bastante más al príncipe con el que Buttercup debe casarse. Ese personaje me causó repulsión, pero no del tipo de "qué malo eres" sino por ciertas aberraciones que hace que el autor narra con demasiada naturalidad.A ver si me explico: está bien que lo quiere poner como un tipo cruel, pero no lo muestra con todo el espanto que debería, sino como algo relativamente aceptable.Y después está el otro problema: el autor frena la historia continuamente para hacer aclaraciones (que no se entienden si salteaste los prólogos), y muchas veces esas acotaciones le sacan absolutamente toda la emoción a la escena que acaba de interrumpir... Como en cierto momento en que (no hay spoiler, de eso se encarga el autor) Buttercup cae a un mar con tiburones y frena para decirnos "no se la comen los tiburones". ¿Me estás cargando? Cosas como esa ocurren demasiado.Hay otro punto de la historia en el que frena para intercalar una supuesta anécdota que luego se vuelve catarsis (ficticia). Considerando que el prólogo me aburrió y que la vida del relator ficticio me importa tres cara... coles, no aprecio que interrumpa la historia para eso. Ya bastante me estaba costando engancharme de por sí.Por ser una edición de 25º aniversario el autor agregó una historia extra para continuar un poco más las aventuras. Este anexo también tiene un prólogo inútil e interminable, con una anécdota que involucra a Stephen King, aunque ya a esta altura no le creo nada de lo que dice. O en palabras más amables, dudo de su veracidad.Y esta historia final no me gustó demasiado. Queda el final abierto, eso sí, así que a lo mejor para el 50 aniversario nos regala otro fragmento... con su debido prólogo.Pero bueno, en sí la historia es linda y entretenida, y hacia el final mejora notablemente. Es por eso que decidí dividir el puntaje en dos:CALIFICACIÓN DEL LIBRO: 3/5CALIFICACIÓN DE LOS (tres) PRÓLOGOS Y LAS (múltiples) INTERRUPCIONES: 1/5