Cumbres borrascosas - Emily Brontë Reseña de Fantasía MágicaCuando comencé este libro esperaba encontrar un argumento similar a Jane Eyre, la hermosa novela escrita por Charlotte Brontë, una de las hermanas de Emily. Cuando terminé este libro me di cuenta que la única similitud es que están ambientadas en la Inglaterra Victoriana.No recuerdo haber leído una novela con tantos personajes tan mezquinos como en Cumbres Borrascosas. Era la palabra que me venía a la mente una y otra vez cuando leía sobre ellos, mezquinos.Ésta no es una historia de amor y buenos valores, es una historia de obsesión, se egoismo, de locura y muerte. Quien diga que no pertecene al género gótico se equivoca. La oscuridad lograda con la magnífica forma de escribir de Emily Brontë absorbe cada una de las páginas, creando una atmósfera inquietante no tanto en el sentido del terror, sino en el de que algo impuro y corrupto flota en el aire.Nadie es agradable. Los personajes son egoistas y crueles, centrados sólamente en el beneficio propio sin tener la más mínima consideración por los sentimientos ajenos. Hay amor, si, pero es un amor que no es sano, que está cargado de locura, de pasión, de tragedia y de resentimiento.Al principio conocemos a Heathcliff -a quien durante muchas páginas le dije Radcliff por error- cuando el señor Lockwood lo va a visitar a Cumbres Borrascosas en un intento de acercarse a su vecino y arrendatario. La antipatía que proyecta Heathcliff se refleja en toda su casa y en sus habitantes, cuya hostilidad gratuita hacia el mundo en general parece casi increíble.Por fuerza mayor Lockwood debe quedarse a pasar la noche en Cumbres Borrascosas. Sin que el amo lo sepa, es llevado por una sirviente a instalarse en la habitación que había pertenecido a Catherine Earnshaw. Es allí donde Lockwood tendrá una experiencia que lo llenará de terror, y que es el día de hoy que no estoy segura de si fue realidad o un sueño. Creo que fue la intención de la autora que nos quedara esa incertidumbre.Pero no es Lockwood el protagonista, ya que la historia principal del libro es la que su ama de llaves, la Sra Dean, le cuenta sobre Cumbres Borrascosas y la trágica historia de Heathcliff y Catherine, a quienes crió como niñera e institutriz.La historia es larga y tortuosa, y comienza cuando Heathcliff es adoptado en la familia de Catherine y despreciado por todos excepto por ella, que lo adora. Se vuelven inseparables compañeros de juegos y travesuras, pero con el correr de los años las circunstancias de ambos los llevarán por senderos diferentes, cargados de sufrimiento y reencor.Hay muchos personajes magníficos, aún en todas sus grandes imperfecciones. Es curioso como de alguna manera retorcida logra que se vea a los buenos casi como a tontos, ya que sólo tenemos como guía los comentarios de los protagonistas.Catherine es una gran manipuladora, experta en crear dramatismo a su alrededor para conseguir sus propósitos, sin importar a quién hiera en el camino.Heathcliff por otro lado es un personaje que en principio me inspiraba pena, pero al avanzar en la historia nos damos cuenta de cómo son realmente las cosas.A medida que leemos más y más el libro se vuelve progresivamente más oscuro, y ciertos personajes inspiran tiernos sentimientos del tipo de "¡Que se muera de una vez!".Hasta el final no pude imaginarme cómo iba a terminar.En la mitad del libro ocurre algo que se da a entender en el comienzo, pero que francamente me llenó de incertidumbre. Me daba la sensación de que no podría haber mucho más de la historia por delante, pero sin embargo sí que hubo, y muy buena.Recomendado para quienes les gusten los libros clásicos y góticos. Yo lo devoré.