Los cuentos de Beedle el Bardo

Los Cuentos de Beedle el Bardo / The Tales of Beedle the Bard (Harry Potter) (Spanish Edition) - J.K. Rowling

Reseña de Fantasía Mágica

Advertencia: este libro debe ser leído después del 6 de Harry Potter (o de la película) porque tiene un spoiler mayúsculo en el prólogo.

Tercer y último (de momento al menos) libro de la colección que hizo Rowling del universo de Harry Potter. Esta vez se trata de un compendio de cuentos infantiles traducido por la mismísima Hermione Granger.
No tiene un prólogo de Dumbledore como en otras ocasiones, sino que es Rowling quien nos introduce y explica una o dos cositas antes de comenzar. Dumbledore sin embargo estará presente a lo largo de todo el libro, ya que a continuación de cada cuento tendremos una completa y muy divertida nota y opinión personal que amplía información sobre el cuento y datos de la historia de los magos. Y anécdotas, nunca faltarán las anécdotas.

Los cuentos de Beedle no son de damicelas indefensas, y la magia no es causa del mal como en los cuentos muggles. Hay un fragmento dentro del libro que explica muy bien esto mismo.

Beedle el Bardo vendría a ser un equivalente mago (y bardo) de los hermanos Grimm para nosotros. Fue quien se dedicó a reunir los cuentos de hadas que pasaron de generación en generación (de mago) y ponerlos por escrito.
También existe una edición en el mundo mago en donde esas mismas historias fueron dulcificadas hasta generar diabetes en los Cuentos para leer bajo una seta de la muy horrorizable Beatrix Bloxam. Me gustaría leerlos.

Están narrados como cuentitos: sencillo, breve, conciso e inocente. Tienen esa picardía inocente que no le puede faltar a los cuentos infantiles, y todos tienen moraleja, sin excepción. Además están muy mononamente tiernamente ilustrados con unos dibujos hechos por Rowling.
Mi historia preferida fue La fuente de la buena fortuna.
El corazón peludo del brujo casi casi me pareció una historia escrita por Poe (pero en versión magos). También está La fábula de los tres hermanos de la que se habla en el ¿séptimo? libro.

Este es un libro divino, me encantó. Me lo leí en menos de una hora.
Es para quienes estén en contacto con su niño interno, les gusten los cuentos de hadas y se quieran reir un poco con las notas del más que querido Albus Dumbledore.