Tormenta de espadas (Canción de Hielo y Fuego, #3) - Cristina Macía, George R.R. Martin, Enrique Jiménez Corominas Reseña de Fantasía MágicaEl mejor libro de la saga (al menos hasta ahora).Como dejé pasar un tiempo entre éste y Choque de Reyes, al empezarlo sentía una especie de emoción por la anticipación de retomar esta historia, y también un cierto temor de no recordar a algunos de los personajes. Pero una vez más Martin demuestra que todos son memorables, muchas veces por los apodos tan simples e inteligentes que ha creado: "—Derríbalo y hazlo rodar —dijo Jon—. Con cuidado, si te pasa por encima de un pie terminarás como Bota de Sobra."Me gusta que, como en toda buena saga épica, hay canciones, éstas se intercalan de a pedazos entre los diálogos, y sólo raramente aparecen enteras.Este hombre no deja de sorprenderme. Está escrito de forma impecable y resulta totalmente adictivo. Cada vez que decidía parar de leer al terminar un capítulo, empezaba otro de un personaje que me hace seguir un poco más, o ocurría un suceso completamente inesperado que cambiaba la perspectiva de todo.En este libro conocemos más de cerca a personajes que sólo vimos de lejos, desde los ojos de otros protagonistas.Hay algo maravilloso en la forma de escribir de Martin que me fascina constantemente: al tener tantas historias narradas desde diferentes puntos de vista, llegado un punto entendemos la mente de todos los personajes principales y uno se encuentra en una disyuntiva sobre a quienes apoyar y a quien no. Todos tienen un lado bueno y uno oscuro, igual que un buen motivo para hacer lo que hacen. Es dificil tomar partido por alguien.Cada capítulo se adapta a la mente de cada personaje con una precision increible. Hasta cuando se trata de un lobo, uno realmente cree que narra un lobo. Son muchas novelas en una. Es genial como se van entrelazando las historias en el momento menos pensado, y personajes que parecen lejanos de repente se cruzan o se desencuentran por poco.George Martin aclara al comienzo que los capítulos tienen diferente ubicación temporal y distinta duración, así que muchas veces la causa de algunos sucesos se conocen después de que vimos cómo ocurrieron. Y éstos nos sorprenden.Hay períodos en los que hay algo similar a la calma, pero no duran mucho. Dan la sensación de que estan todos estáticos, esperando, recuperando el aliento. El futuro de muchos personajes es tan incierto que no da lugar a especulaciones, algunos que fueron protagonistas ahora a penas son nombrados, y la intriga política y la manipulación están más vigentes que nunca en Tormenta de Espadas. Cada giro es más sorprendente que el anterior, y finalmente conocemos la explicación (también sorprendente) de muchos de los misterios que nos tuvieron en vilo durante los libros anteriores.George R. R. Martin es realmente un verdadero maestro de la sorpresa, y provoca en el lector una dicotomía entre admirarlo por su indudable genialidad e imaginación, u odiarlo por su crueldad y sadismo. El final es impresionante. Los hilos de este constante Juego de Tronos están movidos por muchos y a la vez por muy pocos.Son libros largos, escritos de forma elaborada y muy pensada. Es de esas sagas que uno espera que no se terminen nunca.