Días de sangre y resplandor

Hija de humo y hueso 2. Días de sangre y resplandor - Laini Taylor

Reseña de Fantasía Mágica

AVISO DE SPOILERS DEL LIBRO ANTERIOR



El mundo se ha revolucionado por las imágenes de los tres ángeles con alas de fuego y ya hay cultos formándose en todas partes.
El final del libro anterior fue impactante y el comienzo de éste está lleno de incertidumbre. Karou no está en ningún lado y Akiva, lleno de amargura por los últimos incidentes e intentando enmendar las cosas con sus hermanos, la da por muerta.
Son Zuzana y Mik los que inician la historia, ella enviándole muy divertidos y delirantes mails a su amiga con la esperanza de recibir una respuesta y encontrar algún rastro de ella.

Por si no quedó claro en el libro anterior, lo único juvenil de esta saga es la edad de la protagonista.

Dónde está Karou y qué está haciendo es algo que me resultó inesperado. Si bien esta segunda parte también es atrapante por el sólo hecho de que Laini Taylor escribe muy bien, no es hasta la mitad del libro que lo realmente interesante va a comenzar. No significa que lo anterior sea aburrido, sólo es la "calma" antes de la tormenta.

El dramatismo está muy bien logrado. Éste es mucho más duro y cruel que el libro anterior donde Karou aún gozaba de la vida relativamente tranquila de una estudiante con una vida paralela. Hay una guerra de venganzas de la que nadie va a poder escapar, a pesar de que no todos estén de acuerdo con ella. Sólo una cosa es segura: nadie está a salvo.

Ahora una parte de la historia se desarrolla en el mundo de las quimeras y de los ángeles, así que conoceremos nuevos personajes y razas. Mis nuevos favoritos son los dama, centauros-ciervo delicados y veloces como el rayo.
Hay varias historias más que se irán desarrollando de forma paralela a la de los protagonistas y llegado un punto se relacionarán -mucho o poco- con las historias principales.

Está narrado en tercera persona pero de todos modos nos centramos en un personaje y vemos el mundo a través de sus ojos. Algo genial que hace la autora es cambiar de mente protagonista sin que nos demos cuenta, y de repente quien narraba pasa a ser observado (y muchas veces juzgado) por otro.

A partir de la mitad para adelante el libro levanta vuelo y se pone apasionante, hay grandes cambios y muchas cosas inesperadas que hacen girar a la historia de forma abrupta.
Hubo un momento en particular que hizo que se me acelere el corazón -me sorprendió mi reacción cuando la noté-, así de metida estaba en la historia. También hubo un momento que me hizo sufrir mucho (creo que mis palabras exactas fueron "¡¡¡¡nononononono!!!!") y el final, el maldito final, es abierto y repentino y promete caos, mucho caos. El próximo libro va a estar genial... lástima que falte tanto para que salga.